martes, 25 de julio de 2017
inicio
 
Form. permanente

Portada

La Provincia

|-¿Quiénes somos?

|-¿Dónde estamos?

|   |-En España

|   |-En Brasil

|   |-En MARAJÓ (Brasil)

|   |-En Argentina

|   \-En Venezuela

|-¿Qué hacemos?

|   |-Seminarios

|   |-Misión de Marajó

|   |-Centros educativos

|   |-Parroquias

|   |-Otros ministerios

|   \-Revista Santa Rita y el pueblo cristiano

|-Vicarías

|   |-Vicariato do Brasil

|   |-Vicaría de Argentina

|   \-Vicaría de Venezuela

|-Secretariados

|   |-Espiritualidad

|   |-Formación

|   |-Apost. Ministerial

|   |-Apost. Misional-Social

|   |-Apost. Medios Com. Social

|   |-Past. Juvenil y Vocacional

|   |   |-PJV 2006

|   |   |-PJV 2007

|   |   |-PJV 2008

|   |   |-PJV 2009

|   |   |-PJV 2010

|   |   |-PJV 2011

|   |   |-PJV 2012

|   |   |-PJV 2013

|   |   |-PJV 2014

|   |   \-PJV 2015

|   \-Apost. Educativo

|-Jóvenes Agustino-Recoletos (JAR)

|   |-Itinerario

|   |   |-Horizonte de Aventura

|   |   |-Horizonte de Amistad

|   |   |-Horizonte de Libertad (I-Grupos)

|   |   |-Horizonte de Libertad (II-Precomunidades)

|   |   \-Horizonte de Fraternidad

|   |-Oracional

|   |-Cancionero

|   \-Otros

|-Madres Mónicas

|-Relig. Difuntos ProvST

|-Causas de Canonización

|   |-Venerable Sor Mónica de Jesús (1889-1964)

Noticias

|-de la Iglesia

|-de la Orden

|   |-Cursos de Renovación

|   |-Capitulos Generales

|   |-Capitulos otras Prov.

|   |-Reuniones OAR

|   |-de la Curia General

|   \-Celebraciones y Jubileos

|-de la ONGd Haren Alde

|-de los Obispos OAR

|   |-Diócesis de Cametá (PA, Bra)

|   \-Prelatura do Marajó (PA, Bra)

|-de los Capítulos Provinciales

|   |-35º Cap. Provincial (2015)

|-desde España

|-desde Brasil

|-desde Argentina

|-desde Venezuela

|-Rev. Antena Informativa

Servicios

|-Santoral OAR

|   |-Enero/Janeiro

|   |-Febrero/Fevereiro

|   |-Marzo/Março

|   |-Abril

|   |-Mayo/Maio

|   |-Junio/Junho

|   |-Julio/Julho

|   |-Agosto

|   |-Sepbre./Setembro

|   |-Octubre/Outubro

|   |-Novbre./Novembro

|   \-Dicbre/Dezembro

|-Lectio Divina

|   |-LD Vocacional

|   |-LD Textos bíblicos

|   |-LD p Ciclo A

|   |   |-LD Adviento (A)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (A)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (A)

|   |   |-LD Pascua (A)

|   |   \-LD T. Ordinario (A)

|   |-LD p Ciclo B

|   |   |-LD Adviento (B)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (B)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (B)

|   |   |-LD Pascua (B)

|   |   \-LD T. Ordinario (B)

|   |-LD p Ciclo C

|   |   |-LD Adviento (C)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (C)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (C)

|   |   |-LD Pascua (C)

|   |   \-LD T. Ordinario (C)

|   |-LD Fiestas del Señor

|   \-LD Virgen Maria y los Santos

|-Año Litúrgico

|   |-Adviento

|   |   |-Ciclo A (Adv)

|   |   |-Ciclo B (Adv)

|   |   \-Ciclo C (Adv)

|   |-Navidad-Epifania

|   |   |-Ciclo A (Nav)

|   |   |-Ciclo B (Nav)

|   |   \-Ciclo C (Nav)

|   |-Cuaresma-Triduo Pascual

|   |   |-Ciclo A (Cua)

|   |   |-Ciclo B (Cua)

|   |   \-Ciclo C (Cua)

|   |-Pascua-Pentecostés

|   |   |-Ciclo A (Pas)

|   |   |-Ciclo B (Pas)

|   |   \-Ciclo C (Pas)

|   |-Tiempo Ordinario

|   |   |-Ciclo A (TO)

|   |   |-Ciclo B (TO)

|   |   \-Ciclo C (TO)

|   |-Fiestas del Señor

|   \-La Virgen María y los santos

|-Form. permanente

|   |-Proyecto trienal

|   |-Revitalización OAR

|   |-Agustinología

|   \-Espiritualidad

|-Materiales

|   |-Fraternidad Seglar

|   |-Past. Juvenil

|   |-Past. Vocacional

|   |-Catequesis

|   |-Past. Educativa

|   \-Año de la Vida Consagrada

|-La WEB (o SITE)

\-Webmail

Audiovisuales

Enlaces

|-Iglesia Católica (Santa Sede)

|-Conf. Episcopales y diócesis

|-Conf. Religiosos

|-Familia Agustino-Recoleta

\-Provincia Sto. Tomás de Villanueva

Contacta 
Bookmark and Share
Tras la aprobación del Consejo General en la sesión del pasado 13 de enero, PROCLAMO el AÑO de SANTIDAD para TODA la ORDEN. Año que se extendrrá desde el próximo 5 de marzo, primer domingo de Cuaresma, hasta el 13 de noviembre, fiesta de Todos los Santos de la Orden. Cada religioso, cada comunidad, cada país y cada provincia tomen iniciativas que nos ayuden, a nosotros y a los fieles cristianos, a vivir con gratitud y alegría la vocación a la santidad. La santidad es un don que nos da el Señor cuando nos toma para sí y nos reviste de sí mismo y nos hace como Él (Prior General, 2 de febrero, 2107)
Fr. Imanol Larrinaga, OAR - 14/02/2017

Al leer esta proclamación para toda la Orden, debemos recordar, de entrada, el Año de la Misericordia y todo lo que ello ha podido reflejar y gozar a nivel personal y eclesial. Es necesario tener presente esta referencia ya que vivir y gozar, siguiendo el mensaje del Papa, ha tenido esperanza y gozo universal para   traducir en la vida diaria el don que el Señor nos ha concedido. Esta misma experiencia, con distinto nombre, ha sido para la Orden una llamada, entre sorpresa y necesidad, para que todos los religiosos asumamos con gozo la experiencia, desde la fe, de lo que comporta para un agustino recoleto una llamada inesperada y orientada para despertar de un ambiente un tanto complaciente y descubrir una novedad llena de necesidad y, ojalá, de alegría.

         El agustino recoleto tiene que comprobar cuáles son los caminos de Dios y cómo debe iniciarse por la experiencia de un constante desprendimiento. Está en juego la experiencia interna, siempre distinta, siempre actual y que señala una percepción renovada y progresiva en el camino del Espíritu. La vida de un agustino recoleto es un conjunto de líneas que señalan el cultivo de una sosegada y limpia mirada de la verdad. En el fondo, es una constante llamada desde el “miradle a Él”, es grito y propuesta, una convicción de que Dios restaura la vida y convierte en alguien amado por Él.

         A cada uno la Orden nos ha ido revelando más allá de las cosas, lo asentado en la otra orilla, aquello que no aparece a primera vista. Este planteamiento, digámoslo con sinceridad, choca en nuestra realidad ya que tenemos un manantial de posibilidades para racionarlo todo. Más aún, se nos descubre cómo arrancarnos de una habitual superficialidad y llevarnos hacia zonas más profundas de nosotros mismos. Una referencia: ¿Qué hemos descubierto como necesidad de análisis personal en las Determinaciones del reciente capítulo general? Pienso en un necesario viraje personal en razón de un signo como evocando y plasmando sentimientos distintos: ilusión verdadera, hondura personal en el seguimiento de Cristo, fuerza interior, acogida más sentida en el corazón. Pienso, a dos meses del capítulo, si lo que se revela en él es la certeza del poder de la providencia que sostiene y encauza el camino de la Orden, un sentido de Dios que puede ir clarificándose cada día y en los acontecimientos pequeños y grandes que vamos a vivir. No en vano, el Prior General insiste en que esta invitación es, sobre todo, una llamada a perseverar en el camino de la santidad a través de las dificultades materiales y espirituales que marcan la vida cotidiana. La fraterna de cada comunidad es una escuela para el que desea ser de verdad santo, ya que es allí donde debe entregarse y caminar con los hermanos que el Señor pone a su lado.

         Pienso que el Prior General  “provoca” un ritmo distinto en el interior de cada uno de nosotros si estamos en actitud de fe. La presencia de Dios, que en sí es dinamismo, tiene unas particularidades muy llamativas: una acción purificadora, y, a la vez, transformante. Dios siempre lleva la iniciativa. Si leemos con fe el espíritu del Prior General es posible aceptar que no va todo va en citas concretas sino en torno de la luz de una REVITALIZACIÓN que se desprende de Cristo, una luz serena y que ilumina dando un gran gozo. Por encima de los juicios, abundantes y a veces muy superficiales, la luz del último Capítulo General no es ninguna improvisación repentina, es la llamada a la autenticidad de la Orden en la fidelidad, en el verdadero Camino. Necesitamos -cada uno acepte y exija sinceridad-, pasar por el crisol de Dios para superar la repulsa, el miedo y querer ser purificados y presentarnos como ofrenda agradable a Dios: el carisma agustiniano se resume en el amor a Dios sin condición, que une las almas y los corazones en convivencia comunitaria de hermanos, y que se difunde hacia todos los hombres para ganarlos y unirlos en Cristo dentro de la Iglesia (Const 6). Es muy fácil oscilar, entretenerse, buscando indefinidamente un consenso de verdad (nunca adaptación, adecuación al sol que más calienta…) y el esfuerzo por presentar anticipadamente en el momento una Luz última y definitiva que solo alcanzaremos a ver y a percibir en la última curva del camino. Desgraciadamente, ensamos más en una complejidad que crece hasta el infinito…

         Es cierto que los agustinos recoletos nos encontramos en la llanura y que estamos en clave de compartir desde una historia propia el irnos convirtiendo en autobiografía pero sin demasiados ruidos ni aspavientos. Si cada agustino recoleto, quiere expresar algo sobrenatural debe ser únicamente la experiencia de despejar el atasco de una rutina personal o ambiental, como postura valiente ante la tentación de la pereza o del poco fruto experimentado en el entorno.

         En un plan de definición ¿hacia dónde debemos dirigir nuestra vida consagrada? Planteo el interrogante como necesidad continua para que tenga resonancia en nuestro ambiente religioso. Como punto de referencia de este mes, encuentro en las Constituciones una formulación, que sin ser directa en la referencia a la santidad, ofrece un camino de examen de conciencia y de propósito: Efectivamente, san Agustín favorece con su ejemplo todo progreso y esfuerzo, invita al hambre y a la sed de la verdad y del bien absoluto, y, suscitando en el religioso la insastisfacción de lo que es, le ayuda a conseguir lo que todavía no es; lo anima a guardar el propósito y perseverar hasta el fin, a gustar la dulzura de la piedad, a educar la voluntad en la hermosura de la virtud y en la libertad de la caridad, a tener siempre por guía a Dios, que no cesa de asediarlo, enseñándole lo que debe hacer e inspirándole con suavidad (Const 123).

         Estamos en el primer mes del Año de la Santidad: ¿cómo crear personalmente un sentido de interiorización y vivir en el recogimiento y en la oración? ¿Quieres orar en el templo? Ora dentro de ti mismo. Pero, primero, sé templo de Dios, ya que Él oye al que ora en su templo (san Agustín en el Tratado del ev. según san Juan 15, 25).     

         Demos al primes mes el reflejo de la oración.                                      

                                                             Fr. Imanol Larrínaga oar

  Votar:  
Resultado: 3 puntos3 puntos3 puntos3 puntos3 puntos   1 voto

© Gestor de contenidos HagaClic