miércoles, 26 de abril de 2017
inicio
 
LD T. Ordinario ...

Portada

La Provincia

|-¿Quiénes somos?

|-¿Dónde estamos?

|   |-En España

|   |-En Brasil

|   |-En MARAJÓ (Brasil)

|   |-En Argentina

|   \-En Venezuela

|-¿Qué hacemos?

|   |-Seminarios

|   |-Misión de Marajó

|   |-Centros educativos

|   |-Parroquias

|   |-Otros ministerios

|   \-Revista Santa Rita y el pueblo cristiano

|-Vicarías

|   |-Vicariato do Brasil

|   |-Vicaría de Argentina

|   \-Vicaría de Venezuela

|-Secretariados

|   |-Espiritualidad

|   |-Formación

|   |-Apost. Ministerial

|   |-Apost. Misional-Social

|   |-Apost. Medios Com. Social

|   |-Past. Juvenil y Vocacional

|   |   |-PJV 2006

|   |   |-PJV 2007

|   |   |-PJV 2008

|   |   |-PJV 2009

|   |   |-PJV 2010

|   |   |-PJV 2011

|   |   |-PJV 2012

|   |   |-PJV 2013

|   |   |-PJV 2014

|   |   \-PJV 2015

|   \-Apost. Educativo

|-Jóvenes Agustino-Recoletos (JAR)

|   |-Itinerario

|   |   |-Horizonte de Aventura

|   |   |-Horizonte de Amistad

|   |   |-Horizonte de Libertad (I-Grupos)

|   |   |-Horizonte de Libertad (II-Precomunidades)

|   |   \-Horizonte de Fraternidad

|   |-Oracional

|   |-Cancionero

|   \-Otros

|-Madres Mónicas

|-Relig. Difuntos ProvST

|-Causas de Canonización

|   |-Venerable Sor Mónica de Jesús (1889-1964)

Noticias

|-de la Iglesia

|-de la Orden

|   |-Cursos de Renovación

|   |-Capitulos Generales

|   |-Capitulos otras Prov.

|   |-Reuniones OAR

|   |-de la Curia General

|   \-Celebraciones y Jubileos

|-de la ONGd Haren Alde

|-de los Obispos OAR

|   |-Diócesis de Cametá (PA, Bra)

|   \-Prelatura do Marajó (PA, Bra)

|-de los Capítulos Provinciales

|   |-35º Cap. Provincial (2015)

|-desde España

|-desde Brasil

|-desde Argentina

|-desde Venezuela

|-Rev. Antena Informativa

Servicios

|-Santoral OAR

|   |-Enero/Janeiro

|   |-Febrero/Fevereiro

|   |-Marzo/Março

|   |-Abril

|   |-Mayo/Maio

|   |-Junio/Junho

|   |-Julio/Julho

|   |-Agosto

|   |-Sepbre./Setembro

|   |-Octubre/Outubro

|   |-Novbre./Novembro

|   \-Dicbre/Dezembro

|-Lectio Divina

|   |-LD Vocacional

|   |-LD Textos bíblicos

|   |-LD p Ciclo A

|   |   |-LD Adviento (A)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (A)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (A)

|   |   |-LD Pascua (A)

|   |   \-LD T. Ordinario (A)

|   |-LD p Ciclo B

|   |   |-LD Adviento (B)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (B)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (B)

|   |   |-LD Pascua (B)

|   |   \-LD T. Ordinario (B)

|   |-LD p Ciclo C

|   |   |-LD Adviento (C)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (C)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (C)

|   |   |-LD Pascua (C)

|   |   \-LD T. Ordinario (C)

|   |-LD Fiestas del Señor

|   \-LD Virgen Maria y los Santos

|-Año Litúrgico

|   |-Adviento

|   |   |-Ciclo A (Adv)

|   |   |-Ciclo B (Adv)

|   |   \-Ciclo C (Adv)

|   |-Navidad-Epifania

|   |   |-Ciclo A (Nav)

|   |   |-Ciclo B (Nav)

|   |   \-Ciclo C (Nav)

|   |-Cuaresma-Triduo Pascual

|   |   |-Ciclo A (Cua)

|   |   |-Ciclo B (Cua)

|   |   \-Ciclo C (Cua)

|   |-Pascua-Pentecostés

|   |   |-Ciclo A (Pas)

|   |   |-Ciclo B (Pas)

|   |   \-Ciclo C (Pas)

|   |-Tiempo Ordinario

|   |   |-Ciclo A (TO)

|   |   |-Ciclo B (TO)

|   |   \-Ciclo C (TO)

|   |-Fiestas del Señor

|   \-La Virgen María y los santos

|-Form. permanente

|   |-Proyecto trienal

|   |-Revitalización OAR

|   |-Agustinología

|   \-Espiritualidad

|-Materiales

|   |-Fraternidad Seglar

|   |-Past. Juvenil

|   |-Past. Vocacional

|   |-Catequesis

|   |-Past. Educativa

|   \-Año de la Vida Consagrada

|-La WEB (o SITE)

\-Webmail

Audiovisuales

Enlaces

|-Iglesia Católica (Santa Sede)

|-Conf. Episcopales y diócesis

|-Conf. Religiosos

|-Familia Agustino-Recoleta

\-Provincia Sto. Tomás de Villanueva

Contacta 
Bookmark and Share
X Domingo del Tiempo Ordinario
Fr. Imanol Larrínaga, oar - 02/06/2016

Lecturas

1 Reyes 17, 17- 24     

Esta escena toca el confín de la enfermedad y la muerte. La madre viuda, junto a su hijo, reprocha a Elías: “¿qué tienes tú que ver conmigo”. Elías, sin responder, se ve impelido a actuar. Le pide la entrega del hijo muerto, lo toma de su regazo y cumple una suerte de ritual intenso en palabras y gestos. “En la habitación de arriba” (es decir, un ámbito distinto, más sagrado) lo coloca en “su lecho  y clama a Yahvé. Su reproche es dolor y reclamo a la fidelidad personal…, “¿hacer mal, Yahvé, Dios mío, a la viuda que me hospeda?”. Se tiende tres veces sobre el niño  – como queriendo por contacto transmitirle vida-, y clama a Yahvé pidiendo el retorno de la vida. Después de tanto despliegue, la resolución es concisa: “Yahvé escuchó el clamor de Elías y el niño ha revivido”.     

Entonces Elías lo devuelve al ámbito hogareño y a su madre, vivo. La reacción,  está vivo. La reacción de la mujer sorprende; más allá de todo asombro o gratitud,  hace una profesión de fe. Elías “es un hombre de Dios. la palabra de Yahvé está de verdad en su boca”. Los hechos corroboraron  la pretensión absoluta de Elías y su función mediadora, portador de la palabra de Yahvé para los hombres, clamando a Yahvé por ellos. La palabra de Yahvé se cumple, la de Elías también, hasta la muerte y la vida.

Gálatas 1, 11- 19     

Tres elementos destacan en la manifestación de Pablo: 1) subraya que su evangelio procede de Dios, sin mediación humana. Y con esa certeza Pablo no se vió obligado  rendir cuentas a las autoridades de Jerusalén (los apóstoles más antiguos); recién convertido a la llamada de Dios de anunciar a Cristo entre los gentiles, siguió adelante con su misión. La apertura de Mesías al Hijo de Dios universaliza la buena noticia; 2) Pablo narra su cambio de vida, Es verdad que su autoridad apostólica procede de lo alto pero si no se viviera la vida nueva, su discurso no sería creíble. El cambio de vida en Pablo fue radical: de perseguidor, destructor y cómplice de muertes por una causa  que consideraba justa de acuerdo con la tradición de sus antecesores, él pasó a anunciar la buena noticia de la fe a los judíos y a los no judíos. De ese cambio radical se alegraron las comunidades perseguidas de Judea; 3) el tercer elemento puede indicar dos situaciones dependiendo de dos perspectivas: la de Pablo y la de los gálatas. Si bien fue llamado por gracia desde el vientre materno como un profeta, después de haber estado en Arabia y Damasco, quiso conocer a Pedro. Desde la perspectiva de los gálatas, Pablo quiere hacer ver  a sus lectores que su evangelio es legítimo frente a Dios y, en un principio, frente a los dirigentes de la iglesia de Jerusalén.

Lucas 7, 11-17     

Se puede entender el texto de la siguiente manera: a) los dos primeros versículos presentan la situación: dos grupos se encuentran en las puertas de la ciudad: el primero acompañaba a Jesús y el segundo a una viuda que lloraba la muerte de su hijo; b) Jesús da un giro a la situación, devolviendo el hijo a su madre: c) a continuación se describe la reacción de los presentes y d) el influjo del milagro en las regiones vecinas.     

El cuadro trazado por Lucas está lleno de encanto y dramatismo. La atención se centra sobre la mujer viuda. Además, Jesús se despreocupa de las leyes de pureza legal y las transforma en normas de pureza espiritual y ética. La actividad de Jesús se percibe  como el  comienzo de una nueva época: tras una larga ausencia de la profecía, un nuevo Profeta la vuelve a hacer presente; “Dios ha visitado a su pueblo”. El relato trae un mensaje para los que sufren como la vida de Naím. Jesús asumió la función de “proteger al pobre y a la viuda”. Jesús asumió esta función en su predicación y con sus obras, Meditación     

El proyecto del reino de Dios ha de ser percibido siempre como algo bueno y nuevo. Es bueno que Dios se introduzca en el mundo, pues no viene a defender sus intereses ni a imponer su dominio religioso. El “reino de Dios” es otra cosa y basta hoy encontrarnos con la Palabra de Dios que se hace enseñanza este Domingo.     

Lo que Dios nos pide es liberar a todos de cuanto deshumaniza la vida y las personas. Un mundo, como el nuestro, tiene una fisonomía muy falsa: hay mucho de apariencia y, a la vez, una total miseria. Esta constatación no es solo sobre las cosas, es antes sobre las personas. Hay mucha gente muerta por la avaricia y la soberbia, por la caradura y las mentiras, por los abusos y las risas llenas de mala idea. Es lógico que estas “presencias” en el mundo y siempre con la mirada es sí mismos y con el desprecio a los demás, motivan un estercolero humano en el cual están hogándose y muriéndose un número grande de personas.     

El Señor, al igual de lo que nos dice el evangelio de hoy, desea acercarse pero… ¿nosotros hacemos sitio para que Él nos encuentre necesitados de vida verdadera? Está claro que, antes de nada, debemos descubrir lo que está dañado, corrompido u olvidado en la referencia a Dios y a todo lo que supone fe y confianza por nuestra parte. Jesús anuncia a un Dios Salvador y Amigo de la vida, realizando grestos de bondad: cura a los enfermos aliviando su sufrimiento y soledad, toca a los leprosos eliminando las barreras de su esclavitud, resusita a los muertos…

Oración     

Señor: cuando hablamos de la vida se nos hace muy difícil salir de nuestra concepción humana y, por eso, dejamos de lado tu presencia en nosotros. De ahí que -¡y tú lo sabes muy bien!- creamos en nosotros mismos un análisis solo a nuestra idea y sin despertarnos de ese vacío que  tenemos queriendo entender y justificarlo todo a nuestro estilo Tú sabes, Señor, cómo olvidanos que la vida es un don tuyo y qué sólo Tú eres dueño absoluto de ella. Tú conoces nuestras cavilaciones cuando nuestras lógicas no tienen fondo y cómo quedamos luego en el vacío. Perdona, Señor, nuestra poca confianza en Ti y, por otro lado, la excesiva indefinición de nuestras personas en la fe. Hoy, nos invitas, Señor, a tener delante de nosotros, tu misericordia y tu providencia. El ejemplo de las dos madres cuyo ejemplo Tú nos lo pones ante nuestros ojos para que  no cesemos nunca de confiar de Ti, en  tu gracia y en tu amor. Limpia nuestros corazones de la excesiva tendencia que tenemos a querer resolverlo todo y no llegando a creer que Tú eres nuestro Padre y nos amas.  

Contemplación     

*Dos cosas eran conocidas al género humano y una desconocida. Los hombres conocíamos el nacer y el morir, pero ignorábamos el resucitar y el vivir eternamente. Para darnos a conocer lo que ignorábamos llevó a cabo las dos cosas que conocíamos.

*No todos tienen (ojos) para ver cómo resucitan los muertos en el corazón, a no ser que ya han resucitado en su propio corazón. Más milagro es resucitar a quien ha de vivir siempre que resucitar a quien volverá a morir. *Quienes no hayan resucitado ante en el espíritu por la fe, no resucitarán en el cuerpo para aquella transformación en que será asumida y absorbida toda corrupción, sino que resucitarán integros para el castigo.

*Quien quiera verse libre de la condena en la segunda resurrección, que resucite en la primera (san Agustín).

Acción.- Revisar nuestra vida cristiana desde de la fe.

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos

SPC C2C Soluciones Integrales SPC C2C Soluciones Integrales