lunes, 24 de abril de 2017
inicio
 
Ciclo C (TO)

Portada

La Provincia

|-¿Quiénes somos?

|-¿Dónde estamos?

|   |-En España

|   |-En Brasil

|   |-En MARAJÓ (Brasil)

|   |-En Argentina

|   \-En Venezuela

|-¿Qué hacemos?

|   |-Seminarios

|   |-Misión de Marajó

|   |-Centros educativos

|   |-Parroquias

|   |-Otros ministerios

|   \-Revista Santa Rita y el pueblo cristiano

|-Vicarías

|   |-Vicariato do Brasil

|   |-Vicaría de Argentina

|   \-Vicaría de Venezuela

|-Secretariados

|   |-Espiritualidad

|   |-Formación

|   |-Apost. Ministerial

|   |-Apost. Misional-Social

|   |-Apost. Medios Com. Social

|   |-Past. Juvenil y Vocacional

|   |   |-PJV 2006

|   |   |-PJV 2007

|   |   |-PJV 2008

|   |   |-PJV 2009

|   |   |-PJV 2010

|   |   |-PJV 2011

|   |   |-PJV 2012

|   |   |-PJV 2013

|   |   |-PJV 2014

|   |   \-PJV 2015

|   \-Apost. Educativo

|-Jóvenes Agustino-Recoletos (JAR)

|   |-Itinerario

|   |   |-Horizonte de Aventura

|   |   |-Horizonte de Amistad

|   |   |-Horizonte de Libertad (I-Grupos)

|   |   |-Horizonte de Libertad (II-Precomunidades)

|   |   \-Horizonte de Fraternidad

|   |-Oracional

|   |-Cancionero

|   \-Otros

|-Madres Mónicas

|-Relig. Difuntos ProvST

|-Causas de Canonización

|   |-Venerable Sor Mónica de Jesús (1889-1964)

Noticias

|-de la Iglesia

|-de la Orden

|   |-Cursos de Renovación

|   |-Capitulos Generales

|   |-Capitulos otras Prov.

|   |-Reuniones OAR

|   |-de la Curia General

|   \-Celebraciones y Jubileos

|-de la ONGd Haren Alde

|-de los Obispos OAR

|   |-Diócesis de Cametá (PA, Bra)

|   \-Prelatura do Marajó (PA, Bra)

|-de los Capítulos Provinciales

|   |-35º Cap. Provincial (2015)

|-desde España

|-desde Brasil

|-desde Argentina

|-desde Venezuela

|-Rev. Antena Informativa

Servicios

|-Santoral OAR

|   |-Enero/Janeiro

|   |-Febrero/Fevereiro

|   |-Marzo/Março

|   |-Abril

|   |-Mayo/Maio

|   |-Junio/Junho

|   |-Julio/Julho

|   |-Agosto

|   |-Sepbre./Setembro

|   |-Octubre/Outubro

|   |-Novbre./Novembro

|   \-Dicbre/Dezembro

|-Lectio Divina

|   |-LD Vocacional

|   |-LD Textos bíblicos

|   |-LD p Ciclo A

|   |   |-LD Adviento (A)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (A)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (A)

|   |   |-LD Pascua (A)

|   |   \-LD T. Ordinario (A)

|   |-LD p Ciclo B

|   |   |-LD Adviento (B)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (B)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (B)

|   |   |-LD Pascua (B)

|   |   \-LD T. Ordinario (B)

|   |-LD p Ciclo C

|   |   |-LD Adviento (C)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (C)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (C)

|   |   |-LD Pascua (C)

|   |   \-LD T. Ordinario (C)

|   |-LD Fiestas del Señor

|   \-LD Virgen Maria y los Santos

|-Año Litúrgico

|   |-Adviento

|   |   |-Ciclo A (Adv)

|   |   |-Ciclo B (Adv)

|   |   \-Ciclo C (Adv)

|   |-Navidad-Epifania

|   |   |-Ciclo A (Nav)

|   |   |-Ciclo B (Nav)

|   |   \-Ciclo C (Nav)

|   |-Cuaresma-Triduo Pascual

|   |   |-Ciclo A (Cua)

|   |   |-Ciclo B (Cua)

|   |   \-Ciclo C (Cua)

|   |-Pascua-Pentecostés

|   |   |-Ciclo A (Pas)

|   |   |-Ciclo B (Pas)

|   |   \-Ciclo C (Pas)

|   |-Tiempo Ordinario

|   |   |-Ciclo A (TO)

|   |   |-Ciclo B (TO)

|   |   \-Ciclo C (TO)

|   |-Fiestas del Señor

|   \-La Virgen María y los santos

|-Form. permanente

|   |-Proyecto trienal

|   |-Revitalización OAR

|   |-Agustinología

|   \-Espiritualidad

|-Materiales

|   |-Fraternidad Seglar

|   |-Past. Juvenil

|   |-Past. Vocacional

|   |-Catequesis

|   |-Past. Educativa

|   \-Año de la Vida Consagrada

|-La WEB (o SITE)

\-Webmail

Audiovisuales

Enlaces

|-Iglesia Católica (Santa Sede)

|-Conf. Episcopales y diócesis

|-Conf. Religiosos

|-Familia Agustino-Recoleta

\-Provincia Sto. Tomás de Villanueva

Contacta 
Bookmark and Share
HOY ES DOMINGO
Fr. Imanol Larrínaga, oar - 24/06/2016

Si nos preguntamos por la metas o los puntos de referencia en nuestra vida dudamos  mucho en dar una respuesta. Por un lado, a pesar de todas las excusas, queremos divertirnos como sea y, en segundo lugar, descubrimos que lo pragmático y la poca hondura son lo “normal”. De hecho, siempre seguimos algo que nos satisfaga, al menos, en el momento, y enseguida nos cansamos. Y ¿queremos seguir así en la vida? ¿Pensamos que Alguien nos puede llenar en plenitud? El cristiano, deseoso de verdad y de auténtica felicidad, encuentra en el ejemplo y en las palabras de Cristo el camino y la respuesta.

El domingo pasado Jesús nos presentaba el camino a seguir y desde la afirmación  hecha por Pedro. Lo fundamental para ser un auténtico cristiano es el seguimiento de Jesús con los tres elementos que idenfican: negarse a sí mismo, cargar con la cruz cada día e ir con Él. Es un proyecto de vida que seguramente asusta a primera vista y, sin embargo, es el modelo en el cristiano, si quiere ser fiel, no tiene sino este modelo de vida, 

Nos quejamos de muchas cosas y nos cuesta, o no lo queremos, interesarnos por Alguien     que sea la razón de nuestra vida. Y, consiguientemente, esta actitud y, más, si no se corta a tiempo, hace que la existencia sea sin ilusión, ineficaz y hasta aburrida. ¿Es posible mirar el presente y el futuro saliendo del propio yo? San Pablo nos ilumina. “Manteneos firmes y no os sometáis de nuevo al yugo de la esclavitud” (Gálatas 3, 27). Es fácil pensar que el mensaje paulino está en una onda lejana cuando en verdad el ámbito de la esclavitud tiene una extensión incomensurable ya que no solo es expresión de un número grande de personas que sufren  la agonía de una miseria económica. Se nos hace duro pensar y admitir que un gran número de cristianos están esclavizados por la moda, por el dinero, por la vanidad, por el culto ególatra de todo lo que aparece cada día ante nuestros ojos… y, lo que es más triste, la impasibilidad ante un ambiente que insiste en dejar a Dios  metido en las iglesias ya que el testimonio cristiano en en el mundo no tiene así ni presencia ni fuerza por nuestra culpa.

Los cristianos, está claro en el evangelio de hoy, tenemos que dejar de ser “espectadores pasivos” ante una realidad que marcha a su estilo y nos deja en la imagen de personas calladas, sin margen de ilusión y de valentía viendo pasar todo y, lo que es peor, sin animarnos a dejar un sillón que nos hace dormir y se  nos pasa el tiempo y la ocasión de manifestar quién es Dios en nuestra vida y en la historia. Los pasos hacia adelante no se dan sin convicción, exigen siempre una certeza del punto de partida y una base que no está en las propias fuerzas sino en la gracia que Dios nos concede: “Padre de bondad, que por la gracia de la adopción nos has hecho hijos la luz: concédenos vivir fuera de las tinieblas del error y permanecer siempre en el esplendor de la verdad” (Oración coleca). Esta es nuestra verdadera esperanza. Los cristianos tenemos que preguntarnos quién es Jesús de Nazaret pues solo siguiendo sus caminos vamos hacia nuestro último destino y, por otro lado,  hemos de plantearnos también qué exigencias concretas exige el seguimiento en su persona y en su mensaje, pues solo en el seguimiento y la fidelidad nos unimos a su Espíritu. 

Hoy escuchamos en el Evangelio las distintas actitudes en el seguimiento de Jesús: todo se basa en el amor y en la libertad. El seguimiento exige esperanza: “sé de quién me he fiado” y, a la vez, tiene que llenarse “enraízando” la vida del Señor. Él nos ha dado una nueva orientación a la existencia humana y de ahí se deduce la vida animada por el Espíritu. Lo fundamental, pues, para un seguimiento de Jesús es “enraizar” en Él y ahí tiene sentido la vida interior: “andad según el Espíritu y no realicéis los deseos de la carne” (Gálatas 5, 17),

Nos es necesario ser sinceros ante la dirección que estamos dando a nuestra fe y a nuestra voluntad. Jesús no solo enseña del camino; Él es el Camino y, consiguientemente, el nivel de una vida cristiana no puede ajustarse a nuestros caprichos ni tampoco a los tiempos. En el evangelio leemos cómo hay tres hombres que manifiestan el deseo de hacer el camino con Jesús pero intermedian opciones personales que no corresponden a la llamada del Maestro. Lógicamemnte, tendrán una advertencia ya que no hay donación incondicional ni tampoco confianza total en Aquel que conoce mejor que nadie la realidad y sus consecuencias. Está en juego el Reino de Dios y éste no admite opciones medias ni tampoco “regalos” temporales.

A primera vista da la impresión como que el Señor no quiere su seguimiento y esto no es verdad. La llamada de Dios está llena de amor y éste el factor fudamenmtal con que el Señor concede la gracia de seguirle y sin medidas; Dios otorga generosamente su gracia e, incluso, sabiendo que cabe en  todo momento un desperdicio en la respuesta del hombre. El amor de Dios que nos elige permanece siempre y esa es la causa única a tener en cuenta y agradecerle constantemente so pena de olvidarlo o condicionarlo.

Una respuesta al Señor en el seguimiento total de Cristo es siempre gracia y Dios no abandona en ningún momento la elección que Él hace, Una aceptación confiada desde nosotros mismos, basada en la aceptación incondicional por parte de Dios, sana de raíz nuestras actitudes equivocadas que deterioran  nuestro seguimiento. Seamos sinceros. Los tres hombres que pretenden hacer el seguimiento de Jesús olvidan a Quien llama… Nosotros ¿seguimos a Jesús?

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos

SPC C2C Soluciones Integrales SPC C2C Soluciones Integrales