miércoles, 26 de abril de 2017
inicio
 
Ciclo A (Adv)

Portada

La Provincia

|-¿Quiénes somos?

|-¿Dónde estamos?

|   |-En España

|   |-En Brasil

|   |-En MARAJÓ (Brasil)

|   |-En Argentina

|   \-En Venezuela

|-¿Qué hacemos?

|   |-Seminarios

|   |-Misión de Marajó

|   |-Centros educativos

|   |-Parroquias

|   |-Otros ministerios

|   \-Revista Santa Rita y el pueblo cristiano

|-Vicarías

|   |-Vicariato do Brasil

|   |-Vicaría de Argentina

|   \-Vicaría de Venezuela

|-Secretariados

|   |-Espiritualidad

|   |-Formación

|   |-Apost. Ministerial

|   |-Apost. Misional-Social

|   |-Apost. Medios Com. Social

|   |-Past. Juvenil y Vocacional

|   |   |-PJV 2006

|   |   |-PJV 2007

|   |   |-PJV 2008

|   |   |-PJV 2009

|   |   |-PJV 2010

|   |   |-PJV 2011

|   |   |-PJV 2012

|   |   |-PJV 2013

|   |   |-PJV 2014

|   |   \-PJV 2015

|   \-Apost. Educativo

|-Jóvenes Agustino-Recoletos (JAR)

|   |-Itinerario

|   |   |-Horizonte de Aventura

|   |   |-Horizonte de Amistad

|   |   |-Horizonte de Libertad (I-Grupos)

|   |   |-Horizonte de Libertad (II-Precomunidades)

|   |   \-Horizonte de Fraternidad

|   |-Oracional

|   |-Cancionero

|   \-Otros

|-Madres Mónicas

|-Relig. Difuntos ProvST

|-Causas de Canonización

|   |-Venerable Sor Mónica de Jesús (1889-1964)

Noticias

|-de la Iglesia

|-de la Orden

|   |-Cursos de Renovación

|   |-Capitulos Generales

|   |-Capitulos otras Prov.

|   |-Reuniones OAR

|   |-de la Curia General

|   \-Celebraciones y Jubileos

|-de la ONGd Haren Alde

|-de los Obispos OAR

|   |-Diócesis de Cametá (PA, Bra)

|   \-Prelatura do Marajó (PA, Bra)

|-de los Capítulos Provinciales

|   |-35º Cap. Provincial (2015)

|-desde España

|-desde Brasil

|-desde Argentina

|-desde Venezuela

|-Rev. Antena Informativa

Servicios

|-Santoral OAR

|   |-Enero/Janeiro

|   |-Febrero/Fevereiro

|   |-Marzo/Março

|   |-Abril

|   |-Mayo/Maio

|   |-Junio/Junho

|   |-Julio/Julho

|   |-Agosto

|   |-Sepbre./Setembro

|   |-Octubre/Outubro

|   |-Novbre./Novembro

|   \-Dicbre/Dezembro

|-Lectio Divina

|   |-LD Vocacional

|   |-LD Textos bíblicos

|   |-LD p Ciclo A

|   |   |-LD Adviento (A)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (A)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (A)

|   |   |-LD Pascua (A)

|   |   \-LD T. Ordinario (A)

|   |-LD p Ciclo B

|   |   |-LD Adviento (B)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (B)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (B)

|   |   |-LD Pascua (B)

|   |   \-LD T. Ordinario (B)

|   |-LD p Ciclo C

|   |   |-LD Adviento (C)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (C)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (C)

|   |   |-LD Pascua (C)

|   |   \-LD T. Ordinario (C)

|   |-LD Fiestas del Señor

|   \-LD Virgen Maria y los Santos

|-Año Litúrgico

|   |-Adviento

|   |   |-Ciclo A (Adv)

|   |   |-Ciclo B (Adv)

|   |   \-Ciclo C (Adv)

|   |-Navidad-Epifania

|   |   |-Ciclo A (Nav)

|   |   |-Ciclo B (Nav)

|   |   \-Ciclo C (Nav)

|   |-Cuaresma-Triduo Pascual

|   |   |-Ciclo A (Cua)

|   |   |-Ciclo B (Cua)

|   |   \-Ciclo C (Cua)

|   |-Pascua-Pentecostés

|   |   |-Ciclo A (Pas)

|   |   |-Ciclo B (Pas)

|   |   \-Ciclo C (Pas)

|   |-Tiempo Ordinario

|   |   |-Ciclo A (TO)

|   |   |-Ciclo B (TO)

|   |   \-Ciclo C (TO)

|   |-Fiestas del Señor

|   \-La Virgen María y los santos

|-Form. permanente

|   |-Proyecto trienal

|   |-Revitalización OAR

|   |-Agustinología

|   \-Espiritualidad

|-Materiales

|   |-Fraternidad Seglar

|   |-Past. Juvenil

|   |-Past. Vocacional

|   |-Catequesis

|   |-Past. Educativa

|   \-Año de la Vida Consagrada

|-La WEB (o SITE)

\-Webmail

Audiovisuales

Enlaces

|-Iglesia Católica (Santa Sede)

|-Conf. Episcopales y diócesis

|-Conf. Religiosos

|-Familia Agustino-Recoleta

\-Provincia Sto. Tomás de Villanueva

Contacta 
Bookmark and Share
HOY ES DOMINGO
Fr. Imanol Larrínaga, oar - 10/12/2016

En medio del clima de espera y oración, tan propio del Adviento, la Iglesia nos exhorta por boca del profeta Isaías a que nos llenemos, hasta desbordar, con el gozo del Señor. La esperanza cierta de que el Señor llega hasta nosotros tiene que ser motivo profundo de alegría, de paz y de felicidad anticipada, unas primicias del júbilo de la Navidad que se acerca. Más aún: un anticipo de la dicha infinita que Dios reserva para quienes le sirvan hasta el final. 
    La vida diaria no puede entenderse como una mera sucesión en el tiempo; es el camino en el que es posible seguir a la luz de Dios con cuya presencia estamos agraciados todos. Esta realidad es bien patente en Adviento en cuyo camino estamos y ojalá que la visión del espíritu de cada uno esté llena de esperanza. De otra manera no entramos en la pedagogía de Dios que va marcando la historia humana con una constante revelación de su amor al hombre para que éste descubra que jamás está solo y que su vida debe estar llena de una sorpresa siempre nueva. Basta leer al profeta Isaías y sentirse uno mismo de tal modo amado y apreciado que ciertamente nos lleva a un canto de alabanza: “fortalece las manos débiles.,., sed fuertes, no temáis…, mirad a vuestro Dios…, viene en persona, resarcirá y os salvará”. Parece un lenguaje inusual y no porque lo sea así sino más bien por nuestra propia vaciedad en la atmósfera real a la que el Señor nos invita a respirar y a vivir.
    El camino del Adviento (estamos en la tercera semana) no está solo en esperar lo que podemos celebrar y gozar; necesitamos vivir en el corazón ya que es una esperanza que se vislumbra como bendición y, a la vez, configura una vida cristiana llena de presencia de Dios y de su amor. Tal vez estamos muy lejos de creer que el Misterio (Navidad) no está en solo creer que está cerca sino que encuadra la presencia divina, llena de paz y de humildad en lo profundo del corazón humano que experimenta la fortaleza en “las manos débiles”, que “robustece las rodillas vacilantes” y que dice al corazón cobarde: “sed fuertes, no temáis”. 
    Vivir y gozar el Adviento exige esperanza y sorpresa, equivale a creer el “manteneos firmes porque la venida del Señor está cerca”. Aquí está la clave para dar a la esperanza su verdadero sentido y poder vivir con corazón siempre dispuesto para amar y para agradecer. La enseñanza del apóstol Santiago no es sin más un consejo: viene a enseñarnos la verdad del “levantemos el corazón” y creamos en el plan de Dios que nos rescata y nos salva. Esta idea fundamental para el creyente hace que el Adviento no “pase” sin más en cada tiempo de la historia sino que sea la señal que hace de la espera del Reino una expectativa del Camino que ya se ha abierto y que señala la providencia de Dios para que nos “mantengamos firmes”. Esta firmeza no es mérito nuestro, necesita una fe profunda en el Dios que viene y “está cerca”. De este modo, la visión de la historia no está reducida a la vida del hombre sino más bien a la salvación que el Hijo de Dios hará real con su muerte y resurrección. La esperanza cristiana es una consecuencia de la fe que nos lleva a saber discernir el sentido de la vida, el alcance de la búsqueda y de la gratitud. Es un camino que, si lo entendiéramos bien, se convertiría en un camino continuo hacia Belén, camino de toda la vida y donde entenderíamos siempre donde está la “gloria y la belleza de Dios”.
    Un Adviento así sería totalmente cristiano, como el de Jesús, anunciado con la valentía y la verdad de Juan que es el mensajero delante del Mesías y que prepara el camino antes de que venga Él. Esta referencia nos hace entender cómo los cristianos deberíamos preparar, primeramente, la llegada del Señor en la expectativa de nuestra salvación y cómo, luego, debiéramos asumir la actitud del Bautista con todas sus consecuencias. El gran contrasentido de los cristianos es anunciar la Navidad desde el plano de las cosas y no desde la vida. Hay que creer en el auténtico Belén, solo uno, en la verdad y en la presencia de Jesús con María y José. Lo demás… es escaparse del misterio de Dios. El tema fundamental está en la presencia y en el testimonio de quiénes y cómo entenderíamos siempre dónde está la “gloria y la belleza de nuestro Dios”. 

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos

SPC C2C Soluciones Integrales SPC C2C Soluciones Integrales