miércoles, 26 de abril de 2017
inicio
 
LD Adviento (A)

Portada

La Provincia

|-¿Quiénes somos?

|-¿Dónde estamos?

|   |-En España

|   |-En Brasil

|   |-En MARAJÓ (Brasil)

|   |-En Argentina

|   \-En Venezuela

|-¿Qué hacemos?

|   |-Seminarios

|   |-Misión de Marajó

|   |-Centros educativos

|   |-Parroquias

|   |-Otros ministerios

|   \-Revista Santa Rita y el pueblo cristiano

|-Vicarías

|   |-Vicariato do Brasil

|   |-Vicaría de Argentina

|   \-Vicaría de Venezuela

|-Secretariados

|   |-Espiritualidad

|   |-Formación

|   |-Apost. Ministerial

|   |-Apost. Misional-Social

|   |-Apost. Medios Com. Social

|   |-Past. Juvenil y Vocacional

|   |   |-PJV 2006

|   |   |-PJV 2007

|   |   |-PJV 2008

|   |   |-PJV 2009

|   |   |-PJV 2010

|   |   |-PJV 2011

|   |   |-PJV 2012

|   |   |-PJV 2013

|   |   |-PJV 2014

|   |   \-PJV 2015

|   \-Apost. Educativo

|-Jóvenes Agustino-Recoletos (JAR)

|   |-Itinerario

|   |   |-Horizonte de Aventura

|   |   |-Horizonte de Amistad

|   |   |-Horizonte de Libertad (I-Grupos)

|   |   |-Horizonte de Libertad (II-Precomunidades)

|   |   \-Horizonte de Fraternidad

|   |-Oracional

|   |-Cancionero

|   \-Otros

|-Madres Mónicas

|-Relig. Difuntos ProvST

|-Causas de Canonización

|   |-Venerable Sor Mónica de Jesús (1889-1964)

Noticias

|-de la Iglesia

|-de la Orden

|   |-Cursos de Renovación

|   |-Capitulos Generales

|   |-Capitulos otras Prov.

|   |-Reuniones OAR

|   |-de la Curia General

|   \-Celebraciones y Jubileos

|-de la ONGd Haren Alde

|-de los Obispos OAR

|   |-Diócesis de Cametá (PA, Bra)

|   \-Prelatura do Marajó (PA, Bra)

|-de los Capítulos Provinciales

|   |-35º Cap. Provincial (2015)

|-desde España

|-desde Brasil

|-desde Argentina

|-desde Venezuela

|-Rev. Antena Informativa

Servicios

|-Santoral OAR

|   |-Enero/Janeiro

|   |-Febrero/Fevereiro

|   |-Marzo/Março

|   |-Abril

|   |-Mayo/Maio

|   |-Junio/Junho

|   |-Julio/Julho

|   |-Agosto

|   |-Sepbre./Setembro

|   |-Octubre/Outubro

|   |-Novbre./Novembro

|   \-Dicbre/Dezembro

|-Lectio Divina

|   |-LD Vocacional

|   |-LD Textos bíblicos

|   |-LD p Ciclo A

|   |   |-LD Adviento (A)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (A)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (A)

|   |   |-LD Pascua (A)

|   |   \-LD T. Ordinario (A)

|   |-LD p Ciclo B

|   |   |-LD Adviento (B)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (B)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (B)

|   |   |-LD Pascua (B)

|   |   \-LD T. Ordinario (B)

|   |-LD p Ciclo C

|   |   |-LD Adviento (C)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (C)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (C)

|   |   |-LD Pascua (C)

|   |   \-LD T. Ordinario (C)

|   |-LD Fiestas del Señor

|   \-LD Virgen Maria y los Santos

|-Año Litúrgico

|   |-Adviento

|   |   |-Ciclo A (Adv)

|   |   |-Ciclo B (Adv)

|   |   \-Ciclo C (Adv)

|   |-Navidad-Epifania

|   |   |-Ciclo A (Nav)

|   |   |-Ciclo B (Nav)

|   |   \-Ciclo C (Nav)

|   |-Cuaresma-Triduo Pascual

|   |   |-Ciclo A (Cua)

|   |   |-Ciclo B (Cua)

|   |   \-Ciclo C (Cua)

|   |-Pascua-Pentecostés

|   |   |-Ciclo A (Pas)

|   |   |-Ciclo B (Pas)

|   |   \-Ciclo C (Pas)

|   |-Tiempo Ordinario

|   |   |-Ciclo A (TO)

|   |   |-Ciclo B (TO)

|   |   \-Ciclo C (TO)

|   |-Fiestas del Señor

|   \-La Virgen María y los santos

|-Form. permanente

|   |-Proyecto trienal

|   |-Revitalización OAR

|   |-Agustinología

|   \-Espiritualidad

|-Materiales

|   |-Fraternidad Seglar

|   |-Past. Juvenil

|   |-Past. Vocacional

|   |-Catequesis

|   |-Past. Educativa

|   \-Año de la Vida Consagrada

|-La WEB (o SITE)

\-Webmail

Audiovisuales

Enlaces

|-Iglesia Católica (Santa Sede)

|-Conf. Episcopales y diócesis

|-Conf. Religiosos

|-Familia Agustino-Recoleta

\-Provincia Sto. Tomás de Villanueva

Contacta 
Bookmark and Share
III Domingo de Adviento
Fr. Imanol Larrínaga, oar - 10/12/2016

NUESTRA REALIDAD
    La conciencia de nuestras personas no puede más que situarse en la humildad más profunda y proclamar: “Ve, Señor, a salvarnos”. Es una afirmación en cuanto a la fe y exige, a la vez, una actitud total de confianza y de amor. Sólo Dios puede otorgarnos el perdón y la novedad de vivir en gracia que no es otra cosa que nacer de nuevo; solo Dios realiza el milagro de abrirnos los ciegos y curar nuestra ceguera; sólo Dios nos endereza la debilidad y el miedo.
    Lo único importante es que “nos mantengamos firmes”. Y esa realidad es siempre gracia y, como tal, siempre encontraremos en el Señor “que reina eternamente”. La certeza de que “Dios ha comenzado la obra nueva en nosotros y la lleva hasta la meta” es la mejor garantía para que nuestra fe no se enfríe ni se perturbe. Él nos ama y nos dirige a la meta.
EXAMEN y ORACIÓN
    Quien quiera vivir una auténtica Navidad deberá antes anunciarla, tendrá que ser in auténtico testigo tal como lo plasma Jesús en el evangelio de hoy respecto de Juan. Otra actitud no es posible y, además, no es la de un verdadero mensajero. Se impone, por tanto, y más, en el ambiente en que vivimos una conciencia y una audacia sin medida para anunciar el misterio. Sólo así es posible que la Navidad sea el misterio de Dios que nace en Belén y viene a salvar a la humanidad. La responsabilidad que nos atañe está en anunciar de verdad quién es el “Dios con nosotros”.
    De ahí surge la oración: Estás viendo, Señor, cómo tu pueblo espera con fe la fiesta del nacimiento de tu Hijo: concédenos llegar a la Navidad, fiesta de gozo y salvación, y poder celebrarla con alegría desbordante (Oración colecta). Es una alegría que nace de la auténtica conversión y, consiguientemente, tiene que expresar desde la fe necesidad de creer y vivir lo que el Señor nos regala.
    Tenemos que avivar en nuestro corazón el deseo de la venida del Hijo de Dios, el anhelo de su llegada y la emoción de su cercanía. Debe estar claro el hecho sincero de una conversión y una verdadera purificación: 
    Que cumplamos el sacramento que Tú nos diste y se lleve a cabo en nosotros la obra de tu salvación.
CONTEMPLACIÓN
    ¿Qué dijo Cristo de Juan? Acabamos de oírlo: <Comenzó a decir a las turbas acerca de Juan: ¿Qué salisteis a ver en el desierto? ¿Una caña movida por el viento?> No por cierto; Juan no giraba según cualquier viento de doctrina. <Pero ¿qué salisteis a ver? ¿Un hombre vestido de holandas?> No. Juan lleva un vestido áspero; tenía un vestido de pelos de camello, no de plumas. <Pero ¿qué salisteis a ver? ¿Un profeta? Eso es, y más que un profeta>. ¿Por qué más que un profeta? Porque los profetas anunciaron al Señor, a quien deseaban ver y no vieron, y a éste se le concedió lo que ellos codiciaron.
    Juan vio al Señor. Tendió el índice hacia él y dijo: <He aquí el cordero de Dios, he aquí quien quita los pecados del mundo>. Helo ahí. Ya había venido y no lo reconocían; por eso se engañaban con el mismo Juan. Y ahí está aquel a quien deseaban ver los patriarcas, a quienes anunciaron los profetas, a quien anticipó la ley. <He ahí el cordero de Dios, he ahí quien quita los pecados del mundo (san Agustín en Carta 140. III, 7-8).
ACCIÓN. Oremos para recibir al Dios que viene.

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos

SPC C2C Soluciones Integrales SPC C2C Soluciones Integrales