miércoles, 26 de abril de 2017
inicio
 
Ciclo A (Adv)

Portada

La Provincia

|-¿Quiénes somos?

|-¿Dónde estamos?

|   |-En España

|   |-En Brasil

|   |-En MARAJÓ (Brasil)

|   |-En Argentina

|   \-En Venezuela

|-¿Qué hacemos?

|   |-Seminarios

|   |-Misión de Marajó

|   |-Centros educativos

|   |-Parroquias

|   |-Otros ministerios

|   \-Revista Santa Rita y el pueblo cristiano

|-Vicarías

|   |-Vicariato do Brasil

|   |-Vicaría de Argentina

|   \-Vicaría de Venezuela

|-Secretariados

|   |-Espiritualidad

|   |-Formación

|   |-Apost. Ministerial

|   |-Apost. Misional-Social

|   |-Apost. Medios Com. Social

|   |-Past. Juvenil y Vocacional

|   |   |-PJV 2006

|   |   |-PJV 2007

|   |   |-PJV 2008

|   |   |-PJV 2009

|   |   |-PJV 2010

|   |   |-PJV 2011

|   |   |-PJV 2012

|   |   |-PJV 2013

|   |   |-PJV 2014

|   |   \-PJV 2015

|   \-Apost. Educativo

|-Jóvenes Agustino-Recoletos (JAR)

|   |-Itinerario

|   |   |-Horizonte de Aventura

|   |   |-Horizonte de Amistad

|   |   |-Horizonte de Libertad (I-Grupos)

|   |   |-Horizonte de Libertad (II-Precomunidades)

|   |   \-Horizonte de Fraternidad

|   |-Oracional

|   |-Cancionero

|   \-Otros

|-Madres Mónicas

|-Relig. Difuntos ProvST

|-Causas de Canonización

|   |-Venerable Sor Mónica de Jesús (1889-1964)

Noticias

|-de la Iglesia

|-de la Orden

|   |-Cursos de Renovación

|   |-Capitulos Generales

|   |-Capitulos otras Prov.

|   |-Reuniones OAR

|   |-de la Curia General

|   \-Celebraciones y Jubileos

|-de la ONGd Haren Alde

|-de los Obispos OAR

|   |-Diócesis de Cametá (PA, Bra)

|   \-Prelatura do Marajó (PA, Bra)

|-de los Capítulos Provinciales

|   |-35º Cap. Provincial (2015)

|-desde España

|-desde Brasil

|-desde Argentina

|-desde Venezuela

|-Rev. Antena Informativa

Servicios

|-Santoral OAR

|   |-Enero/Janeiro

|   |-Febrero/Fevereiro

|   |-Marzo/Março

|   |-Abril

|   |-Mayo/Maio

|   |-Junio/Junho

|   |-Julio/Julho

|   |-Agosto

|   |-Sepbre./Setembro

|   |-Octubre/Outubro

|   |-Novbre./Novembro

|   \-Dicbre/Dezembro

|-Lectio Divina

|   |-LD Vocacional

|   |-LD Textos bíblicos

|   |-LD p Ciclo A

|   |   |-LD Adviento (A)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (A)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (A)

|   |   |-LD Pascua (A)

|   |   \-LD T. Ordinario (A)

|   |-LD p Ciclo B

|   |   |-LD Adviento (B)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (B)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (B)

|   |   |-LD Pascua (B)

|   |   \-LD T. Ordinario (B)

|   |-LD p Ciclo C

|   |   |-LD Adviento (C)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (C)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (C)

|   |   |-LD Pascua (C)

|   |   \-LD T. Ordinario (C)

|   |-LD Fiestas del Señor

|   \-LD Virgen Maria y los Santos

|-Año Litúrgico

|   |-Adviento

|   |   |-Ciclo A (Adv)

|   |   |-Ciclo B (Adv)

|   |   \-Ciclo C (Adv)

|   |-Navidad-Epifania

|   |   |-Ciclo A (Nav)

|   |   |-Ciclo B (Nav)

|   |   \-Ciclo C (Nav)

|   |-Cuaresma-Triduo Pascual

|   |   |-Ciclo A (Cua)

|   |   |-Ciclo B (Cua)

|   |   \-Ciclo C (Cua)

|   |-Pascua-Pentecostés

|   |   |-Ciclo A (Pas)

|   |   |-Ciclo B (Pas)

|   |   \-Ciclo C (Pas)

|   |-Tiempo Ordinario

|   |   |-Ciclo A (TO)

|   |   |-Ciclo B (TO)

|   |   \-Ciclo C (TO)

|   |-Fiestas del Señor

|   \-La Virgen María y los santos

|-Form. permanente

|   |-Proyecto trienal

|   |-Revitalización OAR

|   |-Agustinología

|   \-Espiritualidad

|-Materiales

|   |-Fraternidad Seglar

|   |-Past. Juvenil

|   |-Past. Vocacional

|   |-Catequesis

|   |-Past. Educativa

|   \-Año de la Vida Consagrada

|-La WEB (o SITE)

\-Webmail

Audiovisuales

Enlaces

|-Iglesia Católica (Santa Sede)

|-Conf. Episcopales y diócesis

|-Conf. Religiosos

|-Familia Agustino-Recoleta

\-Provincia Sto. Tomás de Villanueva

Contacta 
Bookmark and Share
HOY ES DOMINGO
Fr. Imanol Larrínaga, oar - 17/12/2016

De los belenes a Belén. La primera presentación es un conjunto de casas y de gentes en un ambiente más de escenificación que de recogimiento y, hay que decirlo, no facilita la adoración ni tampoco el silencio. La segunda, bastante lejos de nuestra sorpresa, es la presentación del Hijo de Dios hecho Hombre y que viene a salvarnos. Y, esto, ya es otra cosa: es la gracia que, desde la mirada del Niño Dios, llega a nuestro corazón.
    La liturgia de este domingo tiene un inicio de alegría: “cielos, destilad el rocío; nubes, derramad la victoria, ábrase la tierra y brote la salvación”. Ojala nos dirigiéramos así al Señor para que lleguen a nuestro corazón los tiempos mesiánicos, que nos envíe su rey Mesías desde lo alto del cielo, que se haga presente esa era de paz y justicia. “Hazlo, Señor” debe ser nuestra oración continua cuando vamos de camino hacia BELÉN. Es oración de agradecimiento ya que así se reconoce a Dios como fuente de vida nueva y, desde ahí, podemos celebrar lo que se nos concede y expresar con alegría que la esperanza es ya una realidad: estad siempre alegres en el Señor; os lo repito: estad alegres. El Señor está cerca. La cercanía del Señor no está solo en encontrarlo en un nacimiento y, luego, cuando pase la navidad, encerrarlo en un armario hasta el año que viene. Jesús viene a encontrarnos para siempre y con el fin de que sintamos en nuestro corazón que nunca estamos solos y, a la vez, creamos en una alianza que Dios ha hecho con nosotros para siempre.
    Estamos de camino hacia Belén y suena ya con insistencia que hay Luz y que tiene fuerza vigorosa para llegar a nuestro corazón y éste viva ya el cumplimiento de la señal: el Señor, por su cuenta, os dará una señal: la virgen está encinta y da a luz un hijo. La señal es desconcertante cuando María queda embarazada sin concurso de varón y dé a luz un hijo, síntesis de lo humano y de lo divino y ya nadie puede negar la proyección mesiánica y salvífica de aquel Enmmauel (“Dios con nosotros”) en pañales y cuya madurez nos ha sido revelada en Cristo. De ahí la hermosa oración litúrgica que la asamblea dirige al Señor en la celebración de la Eucaristía: Derrama, Señor, tu gracia sobre nosotros que, por el anuncio del ángel hemos conocido el nacimiento de tu Hijo, para que lleguemos por su pasión y su cruz a la gloria de la resurrección.
    El misterio de BELÉN tiene su expresión profunda en la carta del apóstol Pablo: se refiere a Cristo constituido, según el Espíritu Santo, Hijo de Dios, con pleno poder por su resurrección de la muerte: Jesucristo, nuestro Señor. A partir de la resurrección no fue constituido “Hijo de Dios” simplemente -ya que lo fue desde la eternidad-, sino “Hijo de Dios en poder”, o sea, vencedor efectivo de la muerte en el mismo seno de la existencia humana frustrada. Y es que la fe es una postura que arrastra a todo hombre a “someterse” a Dios como salvador de su indigencia. Esta actitud de fe por nuestra parte al misterio nos lleva de la mera curiosidad -contemplar la belleza de un nacimiento – a un caer de rodillas como lo hacen los pastores o los magos en una adoración ante el Hijo de Dios y que marca para siempre.
    Aquí tenemos, pues, el alcance del misterio: Cristo se presenta en el mundo como singular principio de salvación y redención, testimonia la venida del Reino que vence con el perdón y la misericordia. Es cierto que en medio hay una Mujer que dará a luz un hijo y tendrá por nombre Jesús; por Él salvará  a su pueblo de los pecados. El misterio sigue en las palabras del Apóstol cuando afirma que: este Evangelio se refiere a su Hijo, nacido según la carne, de la estirpe de David.

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos

SPC C2C Soluciones Integrales SPC C2C Soluciones Integrales