miércoles, 26 de abril de 2017
inicio
 
Espiritualidad

Portada

La Provincia

|-¿Quiénes somos?

|-¿Dónde estamos?

|   |-En España

|   |-En Brasil

|   |-En MARAJÓ (Brasil)

|   |-En Argentina

|   \-En Venezuela

|-¿Qué hacemos?

|   |-Seminarios

|   |-Misión de Marajó

|   |-Centros educativos

|   |-Parroquias

|   |-Otros ministerios

|   \-Revista Santa Rita y el pueblo cristiano

|-Vicarías

|   |-Vicariato do Brasil

|   |-Vicaría de Argentina

|   \-Vicaría de Venezuela

|-Secretariados

|   |-Espiritualidad

|   |-Formación

|   |-Apost. Ministerial

|   |-Apost. Misional-Social

|   |-Apost. Medios Com. Social

|   |-Past. Juvenil y Vocacional

|   |   |-PJV 2006

|   |   |-PJV 2007

|   |   |-PJV 2008

|   |   |-PJV 2009

|   |   |-PJV 2010

|   |   |-PJV 2011

|   |   |-PJV 2012

|   |   |-PJV 2013

|   |   |-PJV 2014

|   |   \-PJV 2015

|   \-Apost. Educativo

|-Jóvenes Agustino-Recoletos (JAR)

|   |-Itinerario

|   |   |-Horizonte de Aventura

|   |   |-Horizonte de Amistad

|   |   |-Horizonte de Libertad (I-Grupos)

|   |   |-Horizonte de Libertad (II-Precomunidades)

|   |   \-Horizonte de Fraternidad

|   |-Oracional

|   |-Cancionero

|   \-Otros

|-Madres Mónicas

|-Relig. Difuntos ProvST

|-Causas de Canonización

|   |-Venerable Sor Mónica de Jesús (1889-1964)

Noticias

|-de la Iglesia

|-de la Orden

|   |-Cursos de Renovación

|   |-Capitulos Generales

|   |-Capitulos otras Prov.

|   |-Reuniones OAR

|   |-de la Curia General

|   \-Celebraciones y Jubileos

|-de la ONGd Haren Alde

|-de los Obispos OAR

|   |-Diócesis de Cametá (PA, Bra)

|   \-Prelatura do Marajó (PA, Bra)

|-de los Capítulos Provinciales

|   |-35º Cap. Provincial (2015)

|-desde España

|-desde Brasil

|-desde Argentina

|-desde Venezuela

|-Rev. Antena Informativa

Servicios

|-Santoral OAR

|   |-Enero/Janeiro

|   |-Febrero/Fevereiro

|   |-Marzo/Março

|   |-Abril

|   |-Mayo/Maio

|   |-Junio/Junho

|   |-Julio/Julho

|   |-Agosto

|   |-Sepbre./Setembro

|   |-Octubre/Outubro

|   |-Novbre./Novembro

|   \-Dicbre/Dezembro

|-Lectio Divina

|   |-LD Vocacional

|   |-LD Textos bíblicos

|   |-LD p Ciclo A

|   |   |-LD Adviento (A)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (A)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (A)

|   |   |-LD Pascua (A)

|   |   \-LD T. Ordinario (A)

|   |-LD p Ciclo B

|   |   |-LD Adviento (B)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (B)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (B)

|   |   |-LD Pascua (B)

|   |   \-LD T. Ordinario (B)

|   |-LD p Ciclo C

|   |   |-LD Adviento (C)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (C)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (C)

|   |   |-LD Pascua (C)

|   |   \-LD T. Ordinario (C)

|   |-LD Fiestas del Señor

|   \-LD Virgen Maria y los Santos

|-Año Litúrgico

|   |-Adviento

|   |   |-Ciclo A (Adv)

|   |   |-Ciclo B (Adv)

|   |   \-Ciclo C (Adv)

|   |-Navidad-Epifania

|   |   |-Ciclo A (Nav)

|   |   |-Ciclo B (Nav)

|   |   \-Ciclo C (Nav)

|   |-Cuaresma-Triduo Pascual

|   |   |-Ciclo A (Cua)

|   |   |-Ciclo B (Cua)

|   |   \-Ciclo C (Cua)

|   |-Pascua-Pentecostés

|   |   |-Ciclo A (Pas)

|   |   |-Ciclo B (Pas)

|   |   \-Ciclo C (Pas)

|   |-Tiempo Ordinario

|   |   |-Ciclo A (TO)

|   |   |-Ciclo B (TO)

|   |   \-Ciclo C (TO)

|   |-Fiestas del Señor

|   \-La Virgen María y los santos

|-Form. permanente

|   |-Proyecto trienal

|   |-Revitalización OAR

|   |-Agustinología

|   \-Espiritualidad

|-Materiales

|   |-Fraternidad Seglar

|   |-Past. Juvenil

|   |-Past. Vocacional

|   |-Catequesis

|   |-Past. Educativa

|   \-Año de la Vida Consagrada

|-La WEB (o SITE)

\-Webmail

Audiovisuales

Enlaces

|-Iglesia Católica (Santa Sede)

|-Conf. Episcopales y diócesis

|-Conf. Religiosos

|-Familia Agustino-Recoleta

\-Provincia Sto. Tomás de Villanueva

Contacta 
Bookmark and Share
Todos debemos responder en este momento vital pero solo será posible cuando encontremos las claves para encauzar la existencia desde la paz interior, desde la verdad del corazón.
Fr. Imanol Larrínaga, OAR - 16/03/2017

Un mensaje al corazón: “¿Qué es aquello que dirige hacia mí sus destellos y que golpea mi corazón sin lesionarlo? Me siento invadido de temor y de ardor. De temor, en cuanto que soy desemejante a él. De ardor, en cuanto soy semejante a él. Es la Sabiduría, la Sabiduría misma, la que emite destellos ante mí, la que rasga mi niebla, que vuelve a cubrirme de nuevo cuando me alejo de aquella con la oscuridad y el montón de mis trabajos” (Confesiones 11, 9, 11).

    La confesión agustiniana está en el marco de una enseñanza que encaja hoy en la Palabra: “Señor, sondéame y conoce mi corazón, ponme a prueba y conoce mis sentimientos” (Salmo 138, 23); “Señor, tú amas la inocencia y la devuelves a quienes la han perdido, atrae hacia ti nuestros corazones” (Oración colecta); “nada más falso y enfermo que el corazón, ¿quién lo entenderá? Yo, el Señor, penetro el corazón y sondeo las entrañas, para dar al hombre según su conducta, según el fruto de sus acciones” (Jer 17, 9-10); “dichosos los que con un corazón noble y generoso guardan la palabra de Dios y dan fruto perseverante” (cf. Lc 8, 15).

    Dar margen al corazón en el camino hacia la Pascua nos hace entrever, entre otras, dos realidades: solo es feliz “quien con vida (corazón) intachable camina en la voluntad de Dios” (Salmo 118, 1) y la dureza del corazón del rico en su vida no encuentra consuelo después de su muerte: “lejos de mí, Señor, lejos del corazón de este siervo tuyo que a ti se confiesa, el creerme feliz por gozar de cualquier gozo. Porque existe un gozo que no se da a los impíos, sino sólo a los que de grado te sirven. Ese gozo eres tú mismo. Y en gozarse en ti, de ti y por ti, en gozarse en la Verdad, consiste la vida feliz. Dáteme, pues, a mí, Dios mío, Verdad mía, iluminación mía y salud de mi rostro” (Confesiones 10, 22, 23). Ciertamente Lázaro nos levanta el ánimo, el rico nos lo quita…

    Todos debemos responder en este momento vital pero solo será posible cuando encontremos las claves para encauzar la existencia desde la paz interior, desde la verdad del corazón. Las situaciones cambian de signo, las personas evolucionan y el encuentro diario solamente es posible cuando el corazón viaja cristiana y espiritualmente hacia la meta. Cristo no sólo es el viajero a imitar en el camino hacia la Pascua, sino que su persona es el mismo viaje, “el camino” por excelencia (Jn 14, 6); él es quien decide la dirección de la imitación, a la que expresamente nos invita y enseña, de acuerdo con su modelo (ib. 15, 20).

 

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos

SPC C2C Soluciones Integrales SPC C2C Soluciones Integrales