miércoles, 26 de abril de 2017
inicio
 
Espiritualidad

Portada

La Provincia

|-¿Quiénes somos?

|-¿Dónde estamos?

|   |-En España

|   |-En Brasil

|   |-En MARAJÓ (Brasil)

|   |-En Argentina

|   \-En Venezuela

|-¿Qué hacemos?

|   |-Seminarios

|   |-Misión de Marajó

|   |-Centros educativos

|   |-Parroquias

|   |-Otros ministerios

|   \-Revista Santa Rita y el pueblo cristiano

|-Vicarías

|   |-Vicariato do Brasil

|   |-Vicaría de Argentina

|   \-Vicaría de Venezuela

|-Secretariados

|   |-Espiritualidad

|   |-Formación

|   |-Apost. Ministerial

|   |-Apost. Misional-Social

|   |-Apost. Medios Com. Social

|   |-Past. Juvenil y Vocacional

|   |   |-PJV 2006

|   |   |-PJV 2007

|   |   |-PJV 2008

|   |   |-PJV 2009

|   |   |-PJV 2010

|   |   |-PJV 2011

|   |   |-PJV 2012

|   |   |-PJV 2013

|   |   |-PJV 2014

|   |   \-PJV 2015

|   \-Apost. Educativo

|-Jóvenes Agustino-Recoletos (JAR)

|   |-Itinerario

|   |   |-Horizonte de Aventura

|   |   |-Horizonte de Amistad

|   |   |-Horizonte de Libertad (I-Grupos)

|   |   |-Horizonte de Libertad (II-Precomunidades)

|   |   \-Horizonte de Fraternidad

|   |-Oracional

|   |-Cancionero

|   \-Otros

|-Madres Mónicas

|-Relig. Difuntos ProvST

|-Causas de Canonización

|   |-Venerable Sor Mónica de Jesús (1889-1964)

Noticias

|-de la Iglesia

|-de la Orden

|   |-Cursos de Renovación

|   |-Capitulos Generales

|   |-Capitulos otras Prov.

|   |-Reuniones OAR

|   |-de la Curia General

|   \-Celebraciones y Jubileos

|-de la ONGd Haren Alde

|-de los Obispos OAR

|   |-Diócesis de Cametá (PA, Bra)

|   \-Prelatura do Marajó (PA, Bra)

|-de los Capítulos Provinciales

|   |-35º Cap. Provincial (2015)

|-desde España

|-desde Brasil

|-desde Argentina

|-desde Venezuela

|-Rev. Antena Informativa

Servicios

|-Santoral OAR

|   |-Enero/Janeiro

|   |-Febrero/Fevereiro

|   |-Marzo/Março

|   |-Abril

|   |-Mayo/Maio

|   |-Junio/Junho

|   |-Julio/Julho

|   |-Agosto

|   |-Sepbre./Setembro

|   |-Octubre/Outubro

|   |-Novbre./Novembro

|   \-Dicbre/Dezembro

|-Lectio Divina

|   |-LD Vocacional

|   |-LD Textos bíblicos

|   |-LD p Ciclo A

|   |   |-LD Adviento (A)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (A)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (A)

|   |   |-LD Pascua (A)

|   |   \-LD T. Ordinario (A)

|   |-LD p Ciclo B

|   |   |-LD Adviento (B)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (B)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (B)

|   |   |-LD Pascua (B)

|   |   \-LD T. Ordinario (B)

|   |-LD p Ciclo C

|   |   |-LD Adviento (C)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (C)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (C)

|   |   |-LD Pascua (C)

|   |   \-LD T. Ordinario (C)

|   |-LD Fiestas del Señor

|   \-LD Virgen Maria y los Santos

|-Año Litúrgico

|   |-Adviento

|   |   |-Ciclo A (Adv)

|   |   |-Ciclo B (Adv)

|   |   \-Ciclo C (Adv)

|   |-Navidad-Epifania

|   |   |-Ciclo A (Nav)

|   |   |-Ciclo B (Nav)

|   |   \-Ciclo C (Nav)

|   |-Cuaresma-Triduo Pascual

|   |   |-Ciclo A (Cua)

|   |   |-Ciclo B (Cua)

|   |   \-Ciclo C (Cua)

|   |-Pascua-Pentecostés

|   |   |-Ciclo A (Pas)

|   |   |-Ciclo B (Pas)

|   |   \-Ciclo C (Pas)

|   |-Tiempo Ordinario

|   |   |-Ciclo A (TO)

|   |   |-Ciclo B (TO)

|   |   \-Ciclo C (TO)

|   |-Fiestas del Señor

|   \-La Virgen María y los santos

|-Form. permanente

|   |-Proyecto trienal

|   |-Revitalización OAR

|   |-Agustinología

|   \-Espiritualidad

|-Materiales

|   |-Fraternidad Seglar

|   |-Past. Juvenil

|   |-Past. Vocacional

|   |-Catequesis

|   |-Past. Educativa

|   \-Año de la Vida Consagrada

|-La WEB (o SITE)

\-Webmail

Audiovisuales

Enlaces

|-Iglesia Católica (Santa Sede)

|-Conf. Episcopales y diócesis

|-Conf. Religiosos

|-Familia Agustino-Recoleta

\-Provincia Sto. Tomás de Villanueva

Contacta 
Bookmark and Share
Cristo pone de relieve en el evangelio que “Él no ha venido a condenar sino a salvar”
Fr. Imanol Larrínaga, OAR - 18/03/2017

El camino hacia la Pascua solamente tiene sentido si es el camino de Cristo, en el cumplimiento de las antiguas promesas y en el anuncio de la libertad del corazón para volver a Dios. Como necesaria plegaria para comprender este itinerario espiritual: “Señor, Dios nuestro, dirígenos tú mismo en el camino de la vida” (Oración colecta). La pedagogía de Dios se expresa especialmente en su acción siempre misericordiosa: “volverá compadecerse y extinguirá nuestras culpas, arrojará a lo hondo el mar todos nuestros delitos” (Miq 7, 19), y, “cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se conmovió; y echando a correr se le echó al cuello, y se puso a besarlo” (Lc 15, 20). El amor entrañable del Padre tiene así una dimensión maravillosa: “El Señor es cariñoso con todas sus criaturas” (Salmo 144, 9).

    Agustín es un maestro en el lenguaje del cariño de Dios, esa experiencia que encaja en el plano de la interioridad en el perdón y en la compasión: “recibe; Señor, a un fugitivo que huye de las cosas terrenas… Voy de regreso a tu casa. Y a ti me vuelvo para pedirte los medios que me permitan acercarme a ti. Si tú me abandonas, la muerte caerá sobre mí. Pero tú no abandonas a nadie que no te abandone. Eres el sumo bien, y nadie te buscó debidamente sin hallarte. Y te buscó debidamente el que tú quisiste que así te buscara. Padre, que yo te busque sin caer en el error. Que, al buscarte, nadie me salga al paso en vez de ti” (Soliloquios 1, 5-6).

    Cristo pone de relieve en el evangelio que “Él no ha venido a condenar sino a salvar” hasta el punto de actualizar que “Dios no está siempre acusando, ni guarda rencor perpetuo. No nos trata como merecen nuestros pecados ni nos paga según nuestras culpas” (Salmo 102, 9-10). El hijo pródigo “¿qué dijo al volver en sí? «Me levantaré e iré a mi padre». He aquí que el haber caído fuera de sí equivalía a haber caído fuera del padre; había caído fuera de sí; había salido de sí mismo hacia las cosas que están fuera. Vuelto en sí se dirige al padre, donde encuentra refugio segurísimo” (Sermón 96, 2). Para todos los hijos pródigos el milagro de la misericordia divina es gracia, perdón, luz y esperanza hasta el punto que la vida debe convertirse en una continua alabanza: “bendice alma al Señor y todo mi ser a su santo nombre. Bendice alma mía al Señor y no olvides sus beneficios” (Salmo 102, 1) ¡Es la  única manera de no reaccionar desde la “superioridad” del hermano mayor de la parábola…!

 

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos

SPC C2C Soluciones Integrales SPC C2C Soluciones Integrales