miércoles, 26 de abril de 2017
inicio
 
Espiritualidad

Portada

La Provincia

|-¿Quiénes somos?

|-¿Dónde estamos?

|   |-En España

|   |-En Brasil

|   |-En MARAJÓ (Brasil)

|   |-En Argentina

|   \-En Venezuela

|-¿Qué hacemos?

|   |-Seminarios

|   |-Misión de Marajó

|   |-Centros educativos

|   |-Parroquias

|   |-Otros ministerios

|   \-Revista Santa Rita y el pueblo cristiano

|-Vicarías

|   |-Vicariato do Brasil

|   |-Vicaría de Argentina

|   \-Vicaría de Venezuela

|-Secretariados

|   |-Espiritualidad

|   |-Formación

|   |-Apost. Ministerial

|   |-Apost. Misional-Social

|   |-Apost. Medios Com. Social

|   |-Past. Juvenil y Vocacional

|   |   |-PJV 2006

|   |   |-PJV 2007

|   |   |-PJV 2008

|   |   |-PJV 2009

|   |   |-PJV 2010

|   |   |-PJV 2011

|   |   |-PJV 2012

|   |   |-PJV 2013

|   |   |-PJV 2014

|   |   \-PJV 2015

|   \-Apost. Educativo

|-Jóvenes Agustino-Recoletos (JAR)

|   |-Itinerario

|   |   |-Horizonte de Aventura

|   |   |-Horizonte de Amistad

|   |   |-Horizonte de Libertad (I-Grupos)

|   |   |-Horizonte de Libertad (II-Precomunidades)

|   |   \-Horizonte de Fraternidad

|   |-Oracional

|   |-Cancionero

|   \-Otros

|-Madres Mónicas

|-Relig. Difuntos ProvST

|-Causas de Canonización

|   |-Venerable Sor Mónica de Jesús (1889-1964)

Noticias

|-de la Iglesia

|-de la Orden

|   |-Cursos de Renovación

|   |-Capitulos Generales

|   |-Capitulos otras Prov.

|   |-Reuniones OAR

|   |-de la Curia General

|   \-Celebraciones y Jubileos

|-de la ONGd Haren Alde

|-de los Obispos OAR

|   |-Diócesis de Cametá (PA, Bra)

|   \-Prelatura do Marajó (PA, Bra)

|-de los Capítulos Provinciales

|   |-35º Cap. Provincial (2015)

|-desde España

|-desde Brasil

|-desde Argentina

|-desde Venezuela

|-Rev. Antena Informativa

Servicios

|-Santoral OAR

|   |-Enero/Janeiro

|   |-Febrero/Fevereiro

|   |-Marzo/Março

|   |-Abril

|   |-Mayo/Maio

|   |-Junio/Junho

|   |-Julio/Julho

|   |-Agosto

|   |-Sepbre./Setembro

|   |-Octubre/Outubro

|   |-Novbre./Novembro

|   \-Dicbre/Dezembro

|-Lectio Divina

|   |-LD Vocacional

|   |-LD Textos bíblicos

|   |-LD p Ciclo A

|   |   |-LD Adviento (A)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (A)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (A)

|   |   |-LD Pascua (A)

|   |   \-LD T. Ordinario (A)

|   |-LD p Ciclo B

|   |   |-LD Adviento (B)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (B)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (B)

|   |   |-LD Pascua (B)

|   |   \-LD T. Ordinario (B)

|   |-LD p Ciclo C

|   |   |-LD Adviento (C)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (C)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (C)

|   |   |-LD Pascua (C)

|   |   \-LD T. Ordinario (C)

|   |-LD Fiestas del Señor

|   \-LD Virgen Maria y los Santos

|-Año Litúrgico

|   |-Adviento

|   |   |-Ciclo A (Adv)

|   |   |-Ciclo B (Adv)

|   |   \-Ciclo C (Adv)

|   |-Navidad-Epifania

|   |   |-Ciclo A (Nav)

|   |   |-Ciclo B (Nav)

|   |   \-Ciclo C (Nav)

|   |-Cuaresma-Triduo Pascual

|   |   |-Ciclo A (Cua)

|   |   |-Ciclo B (Cua)

|   |   \-Ciclo C (Cua)

|   |-Pascua-Pentecostés

|   |   |-Ciclo A (Pas)

|   |   |-Ciclo B (Pas)

|   |   \-Ciclo C (Pas)

|   |-Tiempo Ordinario

|   |   |-Ciclo A (TO)

|   |   |-Ciclo B (TO)

|   |   \-Ciclo C (TO)

|   |-Fiestas del Señor

|   \-La Virgen María y los santos

|-Form. permanente

|   |-Proyecto trienal

|   |-Revitalización OAR

|   |-Agustinología

|   \-Espiritualidad

|-Materiales

|   |-Fraternidad Seglar

|   |-Past. Juvenil

|   |-Past. Vocacional

|   |-Catequesis

|   |-Past. Educativa

|   \-Año de la Vida Consagrada

|-La WEB (o SITE)

\-Webmail

Audiovisuales

Enlaces

|-Iglesia Católica (Santa Sede)

|-Conf. Episcopales y diócesis

|-Conf. Religiosos

|-Familia Agustino-Recoleta

\-Provincia Sto. Tomás de Villanueva

Contacta 
Bookmark and Share
Dios nos invita a la plena posesión de la verdad: Él mismo.
Fr. Imanol Larrinaga, OAR - 23/03/2017

Casi por inercia la Cuaresma tiene en la práctica más cuestión de tiempo que de consistencia y, por ello mismo, puede quedarse en el cumplimiento de normas y no tanto en su significado. De ahí que la liturgia apunta hoy certeramente un dato: “Señor: a medida que se acerca la fiesta de nuestra salvación, vaya creciendo en intensidad nuestra entrega” (Oración colecta). Y la entrega es una donación de sí mismo teniendo en cuenta el ejemplo de Cristo: “camina por la senda de la humildad si quieres llegar a la eternidad. Cristo, en cuanto Dios, es tu destino. Cristo, en cuanto hombre, es tu camino. Vete a él, pero por él” (Sermón 123, 3, 3).

            Dios se presenta como garantía del pueblo: “Yo seré vuestro Dios y vosotros seréis mi pueblo: caminad por el camino que os mando, para que os vaya bien” (Jer 7, 23). Pero antecede una advertencia: “escuchad mi voz”. Porque siempre cabe un peligro: “no se endurezca vuestro corazón”. Y entonces ocurre que la “sinceridad se ha perdido, se la han arrancado de la boca” (ib. 7, 28). Es la tónica de los que aparecen en el evangelio de hoy y subliminalmente quieren contradecir a Cristo; es la actitud muchas veces de justificación que no podemos tener para no salir de los propios moldes de pensar, de juzgar y de amar la vida y encerrarnos en nuestros propios cálculos… Pero el Señor viene a decirnos. “el que no está conmigo, está contra mí; el que no recoge conmigo, desparrama” (Lc 11, 23).

            El escuchar la voz del Señor es dar paso en el corazón al protagonismo de Dios: “existe un modo de ensalzarse a sí mismo sin ser arrogante: ensalza a Dios en ti. No por ser lo que eres, sino porque él te ha hecho así. No por las muchas obras buenas que tú haces sino porque él te capacita para hacerlas” (Enarraciones sobre el salmo 144, 7). Agustín nos recuerda el sentido de la intimidad de Dios en nosotros para dar paso inmediato a su acción salvadora y transformadora: “preserva de toda maldad a tu pueblo”. La vida adquiere así un tono distinto, nos convertimos en personas que entran en el corazón para dar gracias, para aclamarlo con cantos (cf. Salmo 94) y la existencia puede ser entonces una escucha entre confiada y anhelante de la voluntad de Dios.

            Dios nos invita a la plena posesión de la verdad: Él mismo. Y la consecuencia es maravillosa: “hermanos, ésta es nuestra esperanza: que nos libere el único que es libre de verdad y que, al liberarnos, nos haga esclavos del amor y de la justicia” (Tratado sobre el ev. según san Juan 41, 8). Ese es el camino de la cuaresma: el amor y la justicia.

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos

SPC C2C Soluciones Integrales SPC C2C Soluciones Integrales