lunes, 21 de agosto de 2017
inicio
 
LD T. Ordinario ...

Portada

La Provincia

|-¿Quiénes somos?

|-¿Dónde estamos?

|   |-En España

|   |-En Brasil

|   |-En MARAJÓ (Brasil)

|   |-En Argentina

|   \-En Venezuela

|-¿Qué hacemos?

|   |-Seminarios

|   |-Misión de Marajó

|   |-Centros educativos

|   |-Parroquias

|   |-Otros ministerios

|   \-Revista Santa Rita y el pueblo cristiano

|-Vicarías

|   |-Vicariato do Brasil

|   |-Vicaría de Argentina

|   \-Vicaría de Venezuela

|-Secretariados

|   |-Espiritualidad

|   |-Formación

|   |-Apost. Ministerial

|   |-Apost. Misional-Social

|   |-Apost. Medios Com. Social

|   |-Past. Juvenil y Vocacional

|   |   |-PJV 2006

|   |   |-PJV 2007

|   |   |-PJV 2008

|   |   |-PJV 2009

|   |   |-PJV 2010

|   |   |-PJV 2011

|   |   |-PJV 2012

|   |   |-PJV 2013

|   |   |-PJV 2014

|   |   \-PJV 2015

|   \-Apost. Educativo

|-Jóvenes Agustino-Recoletos (JAR)

|   |-Itinerario

|   |   |-Horizonte de Aventura

|   |   |-Horizonte de Amistad

|   |   |-Horizonte de Libertad (I-Grupos)

|   |   |-Horizonte de Libertad (II-Precomunidades)

|   |   \-Horizonte de Fraternidad

|   |-Oracional

|   |-Cancionero

|   \-Otros

|-Madres Mónicas

|-Relig. Difuntos ProvST

|-Causas de Canonización

|   |-Venerable Sor Mónica de Jesús (1889-1964)

Noticias

|-de la Iglesia

|-de la Orden

|   |-Cursos de Renovación

|   |-Capitulos Generales

|   |-Capitulos otras Prov.

|   |-Reuniones OAR

|   |-de la Curia General

|   \-Celebraciones y Jubileos

|-de la ONGd Haren Alde

|-de los Obispos OAR

|   |-Diócesis de Cametá (PA, Bra)

|   \-Prelatura do Marajó (PA, Bra)

|-de los Capítulos Provinciales

|   |-35º Cap. Provincial (2015)

|-desde España

|-desde Brasil

|-desde Argentina

|-desde Venezuela

|-Rev. Antena Informativa

Servicios

|-Santoral OAR

|   |-Enero/Janeiro

|   |-Febrero/Fevereiro

|   |-Marzo/Março

|   |-Abril

|   |-Mayo/Maio

|   |-Junio/Junho

|   |-Julio/Julho

|   |-Agosto

|   |-Sepbre./Setembro

|   |-Octubre/Outubro

|   |-Novbre./Novembro

|   \-Dicbre/Dezembro

|-Lectio Divina

|   |-LD Vocacional

|   |-LD Textos bíblicos

|   |-LD p Ciclo A

|   |   |-LD Adviento (A)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (A)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (A)

|   |   |-LD Pascua (A)

|   |   \-LD T. Ordinario (A)

|   |-LD p Ciclo B

|   |   |-LD Adviento (B)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (B)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (B)

|   |   |-LD Pascua (B)

|   |   \-LD T. Ordinario (B)

|   |-LD p Ciclo C

|   |   |-LD Adviento (C)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (C)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (C)

|   |   |-LD Pascua (C)

|   |   \-LD T. Ordinario (C)

|   |-LD Fiestas del Señor

|   \-LD Virgen Maria y los Santos

|-Año Litúrgico

|   |-Adviento

|   |   |-Ciclo A (Adv)

|   |   |-Ciclo B (Adv)

|   |   \-Ciclo C (Adv)

|   |-Navidad-Epifania

|   |   |-Ciclo A (Nav)

|   |   |-Ciclo B (Nav)

|   |   \-Ciclo C (Nav)

|   |-Cuaresma-Triduo Pascual

|   |   |-Ciclo A (Cua)

|   |   |-Ciclo B (Cua)

|   |   \-Ciclo C (Cua)

|   |-Pascua-Pentecostés

|   |   |-Ciclo A (Pas)

|   |   |-Ciclo B (Pas)

|   |   \-Ciclo C (Pas)

|   |-Tiempo Ordinario

|   |   |-Ciclo A (TO)

|   |   |-Ciclo B (TO)

|   |   \-Ciclo C (TO)

|   |-Fiestas del Señor

|   \-La Virgen María y los santos

|-Form. permanente

|   |-Proyecto trienal

|   |-Revitalización OAR

|   |-Agustinología

|   \-Espiritualidad

|-Materiales

|   |-Fraternidad Seglar

|   |-Past. Juvenil

|   |-Past. Vocacional

|   |-Catequesis

|   |-Past. Educativa

|   \-Año de la Vida Consagrada

|-La WEB (o SITE)

\-Webmail

Audiovisuales

Enlaces

|-Iglesia Católica (Santa Sede)

|-Conf. Episcopales y diócesis

|-Conf. Religiosos

|-Familia Agustino-Recoleta

\-Provincia Sto. Tomás de Villanueva

Contacta 
Bookmark and Share
Nosotros podemos pisar tierra y, sin embargo, podemos bandear al igual que la nave en la mar. Las aguas no son siempre tranquilas y, sin darnos cuenta, asoman los vientos fuertes hasta hacernos temblar en medio de un temporal.
Fr. Imanol Larrínaga, OAR - 09/08/2017

¿Por qué? El corazón humano está enfermo y es torpe. Quiere permanecer escondido, contrario; además de no lograr encubrir la verdad, a él la verdad le deja al descubierto (san Agustin en Confesiones 10, 23, 34).          

            Tres personas entran hoy en escena: en medio del drama interior del profeta, aparecen el viento huracanado, el torrente… y allí no estaba Dios; más tarde “se escuchó un susurro”. El susurro, como brisa suave, es para Elías una aproximación a una frase única que une silencio y sonido con la posibilidad de situar lo divino mucho más allá de todo fenómeno cósmico y de toda capacidad de comprensión y expresión humanas. Eso provoca en Elías salir y permanecer a la entrada de la cueva, como esperando que Dios va a hablar. Y, es así: Dios se manifestará en toda su verdad: ¿Qué haces aquí Elías? Es una sorpresa y un sutil reproche al profeta dándole a entender que no debería estar allí. Para Elías, la situación es terminal: acusa a los israelitas de apostasía y asesinato de los profetas y tras una acusación injusta, pues quedan en Israel fieles y profetas de Yahvé y todo el pueblo, acaba de reconocer que Yavhé es Dios.

            El apóstol Pablo comienza abruptamente con cuatro preguntas vehementes que él lanza a quienes cuestionan su derecho como apóstol. De hecho, los acusadores le acusan porque su conducta y la de Bernabé son poco consecuentes con la dignidad y prerrogativas a apóstoles genuinos. A las preguntas, Pablo aporta diversas respuestas para respaldar su calidad de apóstol, principalmente la existencia misma del grupo cristiano en Corinto. Nadie puede arrogarse ningún derecho ni tampoco ninguna misión si no es desde Dios. La claridad de san Pablo es muy expresiva; Dios es el que elige al pueblo judío y lo hace por su libre decisión. Lo mismo ocurre con la elección que hace de nosotros y, consiguientemente recalca siempre el amor de Dios, un amor de Dios que Jesús manifiesta en todo momento y recomienda así a  sus sucesores. Jesús fortalecía sus lazos de unión con el Padre y veía acrecentarse el amor sin límites que se manifestaba en su enseñanza y en sus milagros.

            Pedro tenía muchas ganas de acercarse al Señor en medio del lago hasta el punto que, cuando oyera la voz del Maestro, se lanzara adelante, sin caer en la cuenta de la posible tempestad. El Ven suena claro, como la Palabra que invita y subyuga… pero ¿hasta dónde? La Palabra exige fe total, el saltar a la mar en este caso, es cosa de Dios que invita hacia una cierta fuerza, casi tratando de hacer pensar que Él es más que la tempestad y, por eso, puede lanzarse al agua con toda confianza. Y Pedro sigue siendo un hombre de fe pero no con fe total en el Hijo de Dios¸ ha priorizado su propia audacia y por ello no es capaz de saber Quién le espera en el agua que, precisamente, está por encima del temporal.

RESPUESTA desde NUESTRA PROPIA REALIDAD

            Todo lo anterior ¿a qué nos lleva? La vida nos puede ofrecer, si es que somos personas con suficiente sentido de confianza en el Señor, el realismo de ser discípulos de Jesús en la medida de saber valorar quiénes somos y cómo debemos testimoniar la fe. Es absurdo no caer en la cuenta de una vaciedad posible en la propia persona y cómo debemos vivir y testimoniar la fe. Es absurdo no caer en la cuenta de una vaciedad posible en nuestra propia persona cuando no prevalecen el sentido de lo Absoluto y el vivir más allá de lo intrascendente. De ahí que debemos estar atentos en la fe para sentir una clara mirada de Dios y una convicción de que nunca nos falta su gracia.

ORACIÓN

            Dios todopoderoso y eterno, a quien, instruidos por el Espíritu Santo, nos atrevemos a llamar Padre, renueva en nuestros corazones el espíritu de la adopción filial, para que merezcamos acceder a la herencia prometida. Por J. N. S. Amén.

PENSAMIENTO AGUSTINIANO

            Pedro caminó sobre las aguas por mandato del Señor, sabiendo que por sí mismo no podía hacerlo. Por la fe pudo lo que la debilidad humana no hubiera podido. Estos son los fuertes en la Iglesia. Atended, escuchad, entended, obrar. Porque no hay que tratar aquí  con los fuertes para que sean débiles, sino con los débiles para que sean fuertes (san Agustín en Sermón 76, 5-9).

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos

© Gestor de contenidos HagaClic